martes, 22 de marzo de 2011

Cambios...


Acá estoy sentada mirando el mediodía desde mi balcón, me acompaña mi fiel compañerito peludo, el gatito Cliff y una taza de café, ya helado... hay movimiento en el puerto, en el aire, hay una brisa que anuncia que ya llegó el otoño y también hay cambios en mi vida... Tendré un compañero de casa, al final decidí arrendar la que desde mi infancia fue mi pieza, mi mundo, mi pequeño universo en 4 paredes y un cielo, ahora la ocupará otra persona, que impregnará en esos muros sus sueños, sus miedos, sus ideas, sus alegrías...


Es una apuesta arriesgada para mí, ya que me estaba convirtiendo en un ser silencioso, solitario, absorto en mis libros, en mis palabras...ahora todo eso cambiará, ya que mi futuro compañero es bastante alegre y bullicioso, pero creo que será una buena compañía y un buen cambio, ya que a veces es necesario un poco de compañía...


¿Qué otro cambio hay en mi vida?...mmm, parece que ninguno tan trascendental como el de la pronta llegada de mi "homemate", lo demás sigue bien. Me gusta mi trabajo, aunque las clases son en la punta del cerro, me gusta ir. Mi vida social estable, no radiante, pero estable. Mi vida amorosa en punto 0 para variar...jaja, a veces dudo que ese lado mío vuelva a funcionar, ese lado está más que congelado,aunque sé que todavía puedo sentir diversas emociones, ayer a la pasada recibí unas esquirlas al saber cosas de la persona X de mi vida y se clavaron, ya no en mi pecho, pero sí en mis brazos, las saqué, pero igual dolieron un poco... quizás sea buena señal, total el día que no sienta nada de nada será la señal definitiva de que ya me convertí en un iceberg...

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Comentarios como éste me hacen sentir una vez más que sigo dando la hora.... que ingenua de mí.

PatyDream dijo...

Lástima...es mi espacio, mis vivencias, mis sentires. No he mentido, ni he ofrecido ni prometido nada...

Después de vivir una historia tan intensa, tan fuerte no me puedo pedir borrar todo en un par de meses, cierto es que he mejorado mucho, pero hay cosas que siempre causarán algo...para entenderlo hay que vivir algo así... Además no pido ni quiero nada.

Anónimo dijo...

Lástima por tí que no quieras nada...

Viv. dijo...

Cuándo conversaremos un café?
Temas tenemos de sobra!